Webinar: Sembrando valor en las organizaciones

Jorge Ferrer Uribe
Por: Jorge Ferrer Uribe
Docente del Programa de Especialización en Relaciones Comunitarias y Responsabilidad Social.

 Descubre la importancia de la responsabilidad social de las organizaciones públicas vista a partir de los valores y la ética.

Desde hace 200 años el Perú se revela como un país extraño con los 5 últimos presidentes enfrentando causas judiciales, todo un récord mundial. Somo un extraño país que organizó una linda fiesta internacional en el 2019 llamada Juegos Panamericanos, que nos costó 1500 millones de dólares, pero que en contraposición convive con 8 millones de peruanos sin acceso al agua potable.

 

Un país que con histeria proclamó al mundo ser de los pioneros en aplicar una cuarentena rígida y ejemplar durante el COVID-19, sin embargo, al mismo tiempo, somos el primer país en el mundo con la mayor cantidad de muertos por el virus por millón de habitantes. Basados en los hechos, este es el reino de la desconfianza donde nos obsesionamos por protocolizar cada minuto de nuestras vidas profesionales con informes, evidencias y reportes cuyo mínimo porcentaje será leído, cuestionado o atendido. "Tramitología" que sirve apenas para llenar indicadores que justifican algún grado aparente de fiscalización, para sostener algún tipo de certificación o para justificar el puesto de algún burócrata.

 

Al mismo tiempo, este es el país donde actos de responsabilidad admirables se ejemplificaron cuando miles de peruanos del enorme sector informal y periférico de las ciudades, llevaron a cabo la titánica acción de caminar centenas de kilómetros para no morir de hambre, intentando regresar a sus lugares de origen, caminando con niños y ancianos ya que el gobierno en su infinita ineptitud no atendía sus necesidades básicas, pues nunca comprendió este éxodo urbano. Es destacable la capacidad de los peruanos, de varias ciudades, de organizarse exitosamente para juntar dinero y comprar sus propias plantas procesadoras de oxígeno, anticipándose a la tardía respuesta del gobierno de cara a las necesidades de la población. La cuarentena tantas veces sublimada, idolatrada, inmaculada descendió de los cielos como la panacea que supuestamente martillaría la curva de infectados y evitaría que el sistema de salud público no colapse. Sin embargo,  recordemos que el sistema de salud del Perú ya se encontraba colapsado antes de la llegada del coronavirus, en el 2019 morían niños recién nacidos por falta de incubadoras.

 

"Uno de los grandes errores es juzgar las políticas y programas por sus intenciones, en cambio las debemos juzgar por sus resultados" - Milton Friedman (premio nobel de economía - 1976)


La inútil cuarentena extendida como medida gubernamental que atenta contra las libertades humanas y contra el ejercicio de la responsabilidad social, sumada a la paralización de gran parte del sector productivo en el Perú y el caótico proceso de vacunación masivo del 2021 se consigue entender como la continuidad de una historia peruana, que tuvo momentos marcados por decisiones torpes, egoístas, irresponsables y por una falta absoluta de liderazgo entre quienes asumen la administración del Estado.

 

Responsabilidad Social Empresarial

 

Contribuyendo valor  con Responsabilidad Social

 

La Responsabilidad Social (RS) podríamos definirla como acciones que contribuyen a mejorar la calidad de vida humana a través de la práctica de valores. Ya no es posible seguir con una RS de maquillaje, basada únicamente en la filantropía o definida como parte de una estrategia de marketing. Necesita alejarse de esa perversidad, tiene que estar comprometida con aquello que
trasciende y es prioritario en nuestro país: educación, salud y autonomía de la población a través de la mejora de sus capacidades de organización.

 

La RS desde las organizaciones públicas debe enfocarse inicialmente en: la satisfacción de las necesidades básicas humanas, pero también debe atender a indicadores de calidad de vida como educación (acabar con el analfabetismo funcional) y salud (atención de calidad a los pacientes) . El gobierno como organización pública debe entender que es parte de su RS tomar decisiones basadas en información científica y debe perder el miedo a informar con la verdad, debe saber comunicarse empáticamente con la población, conectando con las emociones y necesidades de la misma. La RS desde el gobierno debería implicar también la defensa de las libertades humanas.

 

La RS desde el sector público y privado debe priorizar la práctica de la ética. Esto implica hacer lo correcto, aun cuando nadie nos está observando o fiscalizando. Claramente, ser ético implica la capacidad de reconocer, diferenciar lo correcto o justo de aquello que no lo es. Siendo los valores los que rigen esa capacidad de reconocimiento.

 

Sembrando valor 3

 

La responsabilidad social como prioridad en la gestión pública

 

En los sistemas educativos se deben crear las condiciones para que niños, adolescentes, jóvenes adultos y adultos encuentren los espacios para la puesta en práctica de valores, algo tan valioso como la información adquirida. Entonces, debe ser una experiencia educativa que deje claro qué es un valor y cómo este contribuye a mejorar la convivencia entre las personas. Para ello, es urgente que el sistema educativo permita a los estudiantes asumir responsabilidades que se enfoquen en el bienestar de su entorno social y ambiental. Una honesta RS prioriza el fortalecimiento de las capacidades organizativas en las poblaciones que atiende y eso se consigue, desde una perspectiva científica, con la aplicación de una gestión socioambiental óptima, principios de resiliencia y principios de autogestión.

 

Este artículo forma parte del webinar: Sembrando valor en las organizaciones, evento realizado por la Escuela de Posgrado de la Universidad Continental. Puedes acceder al webinar completo aquí.

 

 

Si te interesa conocer, valorar y analizar las relaciones comunitarias en el ámbito de las empresas privadas y pública, puedes optar por un  Programa de Especialización en Gestión de Relaciones Comunitarias y Responsabilidad Social. En este, la formación está orientada para que puedas desempeñarte como líder y gestor de responsabilidad social que oriente y coordine las buenas relaciones entre las empresas y sus diversos grupos de interés,  bajo la perspectiva del valor compartido y buscando la sostenibilidad de la empresa. Conoce más de nuestro programa aquí. 

Nueva llamada a la acción

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad