3 consejos para organizar una capacitación en una institución

Javier Ruiz Santamaría
Por: Javier Ruiz Santamaría
Docente de la maestría de Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional

La gestión de capacidades o gestión de las capacidades es la estrategia mediante la cual se busca desarrollar las competencias de cada colaborador mediante capacitaciones. La capacitación es un proceso que busca cerrar las brechas del desempeño de tal forma que se logren alcanzar los objetivos institucionales.

“Esto está de la mano con la gestión del rendimiento porque vamos a medir el performance del colaborador en el puesto de trabajo y analizar las brechas de acuerdo a sus funciones versus el performance deseado. Se realiza un análisis y brinda un apoyo mediante programas de capacitación y formación para la mejora del colaborador”, explica el profesor Javier Ruiz Santamaría.

La gestión de capacidades es una de las estrategias que ayuda a fortalecer el servicio civil en el Estado con la finalidad de lograr la eficiencia y la eficacia en la administración pública. Esto repercute en la calidad de los servicios brindados al ciudadano. A continuación, te explicamos cómo se realiza el ciclo de la gestión de la capacitación:

 

etapa-de-planificacion

Etapa de planificación

Tras un análisis del rendimiento de los colaboradores, el sistema de Recursos Humanos de la institución identifica y define cuáles son las necesidades de capacitación. En esta etapa se plantean las prioridades y las áreas estratégicas de la institución con la finalidad de brindar la capacitación que permita alcanzar los objetivos trazados.

También se realiza el diseño y un plan de capacitación anual, así como se evalúa la forma en que se realizará esta capacitación. Por ejemplo, si se contratará a un especialista o si la capacitación será brindada en un centro de estudios.

A través de un Plan de Desarrollo de Personas, la institución debe detallar los presupuestos que se destinarán. Este documento debe ser aprobado por la institución para iniciar la etapa de ejecución. “Se realizan programas de capacitaciones anuales para poner mayor énfasis y desarrollar al colaborador a que pueda rendir”, agrega el profesor Ruiz.

 

etapa-de-ejecucion

Etapa de Ejecución

En esta etapa los colaboradores son capacitados de acuerdo al Plan de Desarrollo de Personas. La oficina de Recursos Humanos de la institución monitorea la realización de las mismas y se asegura de que los colaboradores participen regularmente de la misma. Un aspecto importante será trabajar en los niveles de deserción.

“En esta etapa, el trabajador se va a sentir responsable y comprometido en generar un valor agregado para la actividad que está realizando dentro de la organización. El colaborador va a sentir que la entidad está apostando por él”, sostiene el profesor Ruiz.

Etapa de Evaluación

Tras haber culminado la capacitación, la institución debe medir los resultados conseguidos a través de distintas acciones que se deben implementar bajo cuatro ejes: Reacción, Aprendizaje, Aplicación e Impacto.

A través de la reacción se evalúa si el participante tuvo una reacción positiva ante la actividad. De ser así, existirán mayores probabilidades de que se logre el segundo eje: Aprendizaje. Si es que el participante adquirió conocimientos y habilidades, también existirán mayores probabilidades de pasar al tercer eje: Aplicación.

etapa-de-evaluacion

En la aplicación, el participante transfiere las actitudes y conocimientos obtenidos a su actividad diaria en el trabajo. Al lograr resultados positivos en estos tres ejes de evaluación, entonces se podrá obtener un impacto, es decir resultados claros de la capacitación en la institución.

“El colaborador va a tener una mayor performance en su puesto de trabajo y un mayor compromiso con la institución al sentir que se le está apoyando para su desarrollo personal. De esta forma, la entidad va a lograr a obtener sus objetivos estratégicos anuales de manera óptima”, sostiene el profesor Ruiz.

La competencia de un colaborador define los niveles de capacidad productiva de su desempeño en el ambiente de trabajo. Si bien son distintos factores los que influirán en que el colaborador alcance su máximo potencial, la capacitación es uno de los motores más importantes que permitirán incentivar el desarrollo individual de cada uno de ellos. Si te interesó esta información, y deseas potenciar el desarrollo de capacidades en tu organización, te invitamos a solicitar más información sobre nuestra maestría de Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional.

Sí, quiero más información

 

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad