4 razones para implementar la Gestión del Rendimiento en tu institución

Javier Ruiz Santamaría
Por: Javier Ruiz Santamaría
Docente de la maestría de Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional

La gestión del rendimiento es un componente importante del desarrollo del talento humano dentro de una institución. A través del mismo, se busca agregar valor a la organización a través del desarrollo de las habilidades de sus colaboradores logrando así  una mejora del rendimiento en el trabajo.

“Fomenta el desarrollo de los colaboradores a través de un estilo de gestión que proporciona una retroalimentación frecuente y fomenta el trabajo en equipo. Se practica mucho la comunicación y se centra en agregar valor a la organización alentando el desarrollo de habilidades de sus integrantes”, explica el profesor Javier Ruiz Santamaría.

A continuación, te explicamos cuáles son los beneficios de la Gestión del Rendimiento en una organización:

 

servidores-que-progresan

Servidores que progresan

El principal beneficio de la Gestión del Rendimiento para los servidores públicos es la mejor orientación que recibirán para desarrollar sus capacidades. Como bien resaltó el profesor Ruiz, la Gestión del Rendimiento propone una retroalimentación entre la Oficina de Recursos Humanos y el colaborador con la finalidad de acceder a una capacitación adaptada que le permita una progresión en su carrera.

“Cada persona tiene un potencial y nosotros tenemos que desarrollar ese potencial mediante planes y programas de mejora. Quien gana son las personas que saben manejar la información. Las empresas, tanto públicas y privadas, se tienen que alinear a las nuevas tendencias en el mundo”, señala el profesor Ruiz.

decisiones-mas-faciles-para-los-directivos

Decisiones más fáciles para los directivos

Los directivos de una institución pública o privada podrán tomar decisiones en beneficio de la organización con mayor facilidad. A través de la gestión del rendimiento, un alto mando podrá conocer el rendimiento de su equipo y orientar el desempeño de cada uno hacia los objetivos relevantes. Además, podrá comunicarle a su equipo qué es lo que espera de cada uno e identificar las oportunidades de mejora.

“La gestión de rendimiento tiene que ver con la clara responsabilidad de los puestos. También implica documentar, evaluar y discutir el desempeño con cada empleado. Se involucran decisiones sobre el desempeño, remuneración, promociones, procedimientos disciplinarios, despidos, traslados y las necesidades de desarrollo dentro de la organización”, explica Ruiz.

 

un-sistema-de-recursos-humanos-con-informacion

Un sistema de recursos humanos con información

Las oficinas de recursos humanos de una institución podrán contar con información relevante a disposición de los altos mando que permita tomar decisiones. Además, identificarán cuáles son las necesidades de capacitación dentro de la institución, así como los colaboradores preparados para ser promovidos y formar línea de carrera.

“Es necesario porque no solo vemos al colaborador como una pieza de recambio, sino que tenemos que gestionar que todo el potencial del colaborador pueda adquirir se incremente y eso es responsabilidad compartida entre el empleador y colaborador. El programa de Recursos Humanos busca capacitarlos y generar su máximo rendimiento”, apunta el profesor Ruiz.

 

una-institucion-con-estrategia-definida

Una institución con una estrategia definida

La gestión del rendimiento permitirá que una institución pueda mejorar la planificación de su estrategia para alcanzar los objetivos propuestos. Además, entenderá que la Oficina de Recursos Humanos deberá incorporar estímulos para sus colaboradores de tal forma que se obtengan mejores resultados. La comunicación interna también será un factor importante para integrar a los colaboradores.

El profesor Ruiz explica que en las entidades del Estado existe cierta resistencia al cambio para implementar la Gestión del Rendimiento, aspecto el cual debe ser trabajado para buscar eficiencias en el aparato estatal.

“No está mal la cultura burocrática en el Estado, es necesaria. Sin embargo, alinearse a las nuevas tendencias va a generar cierta demora, revisiones, previos estudios, mayores aprobaciones. Existe una suerte de resistencia al cambio con respecto a entidades privadas. Se tiene que manejar la resistencia al cambio”, comenta.

Como ha explicado el profesor Ruiz, la Gestión del Rendimiento tiene como objetivo “la mejora organizativa y funcional del equipo y de las individualidades de una institución”. Agrega que una Gestión del Rendimiento eficaz mide los procesos para retroalimentar al colaborador y generar mejoras en su desempeño. Si deseas conocer más estrategias sobre cómo mejorar el rendimiento de los colaboradores en una institución, solicita más información sobre nuestra Maestría de Recursos Humanos y Desarrollo Organizacional.

Sí, quiero más información

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad