Claves para que los impuestos sean aliados del crecimiento económico y la igualdad social

EPG Universidad Continental
Por: EPG Universidad Continental
Universidad Continental

Por su naturaleza, el sistema tributario peruano es injusto. Del total de recursos recaudados a través de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria, cerca del 70% se realiza a través de impuestos indirectos como el Impuesto General a las Ventas (IGV), Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y aranceles. Es decir, son los ciudadanos quienes componen la base tributaria del país y son los que pagan el Impuesto a la Renta, más que las empresas.

“Ese es uno de los principales problemas que hay en el Perú. En los países desarrollados, el impuesto más importante es a la Renta. Esto ocasiona que nuestro sistema tributario sea muy injusto. En una economía en la que el más pobre y el más rico pagan la misma tasa de impuestos, no hay justicia redistributiva en la captación del impuesto”, explica el profesor José Luis Zavaleta.

Además, el catedrático de la Universidad Continental, José Luis Zavaleta explica que con un sistema tributario injusto una persona de escasos recursos destina un porcentaje mayor de sus ingresos al pago de impuestos. Mientras que una persona con abundantes recursos destinará un porcentaje menor del total de sus ingresos al pago de impuestos.

 

Por qué son importantes los impuestos en el Perú

¿Por qué son importantes los impuestos en el Perú?

Más allá de las características del sistema tributario peruano, el pago de impuestos no solo resulta un deber con el Estado, sino que se trata del mecanismo que utiliza el Estado para “cumplir con su función redistributiva”. Con la captación de impuestos, el Estado debe retornarlo a la sociedad transformando el nivel de vida de los ciudadanos.

“No es posible concebir un Estado si no se tiene una política tributaria que contribuya a recaudar los recursos para cumplir con su gran fin social: ayudar al ciudadano a tener una mejor calidad de vida. El Estado capta ingresos a través de la Sunat y ese dinero se pone en la sociedad a través de sueldos a los maestros, médicos, inversiones en carreteras, programas sociales, entre otros”, sostiene Zavaleta.

Los males de la recaudación de impuestos

Los males de la recaudación de impuestos

Sin embargo, existen dos males que se interponen en el camino de la captación de recursos del Estado. Se trata de la evasión y la elusión Tributaria. La evasión utiliza mecanismos ilegales y hasta ilícitos para no pagar impuestos, mientras que la elusión lo hace a través de mecanismos legales (offshores).

“Ambas tienen el mismo efecto: recortan al Estado en su capacidad de gasto en el ciudadano. Sociedades con evasión muy alta, o en donde la elusión es muy tolerable, están condenadas a la imposibilidad de desarrollarse porque el Estado no podrá proveer los elementos para el desarrollo”, asevera Zavaleta.

En el Perú, la evasión del IGV alcanza el 36% de la recaudación potencial, según la Sunat[1]. El promedio en los países europeos es de 15,2% y en Chile es de 21%. Se estima que el alto nivel de evasión ocasiona la pérdida de S/ 22.000 millones, una cifra alarmante, que podría significar casi el presupuesto para la Reconstrucción[2].

[1] Fuente
[2] Fuente

Cuál es la clave para generar compromiso en el pago de impuestos

¿Cuál es la clave para generar compromiso en el pago de impuestos?

En el Perú, el pago de impuestos es más una carga que un compromiso. El profesor Zavaleta señala que son dos factores los que impiden que tanto la ciudadanía como las empresas tengan conciencia social de la importancia de los impuestos

Primero, señala, es la justicia tributaria: Más impuestos a quien más gana, menos impuestos a quien menos gana. Un segundo factor es la calidad de los bienes y servicios que el Estado retorna al ciudadano producto de sus impuestos: En la medida de que todos accedan a servicios de salud y educación de primer nivel, un ciudadano se comprometerá con el pago de impuestos.

“La fórmula es si el Estado es capaz de hacer un buen trabajo con el dinero recaudado. Así la gente tendrá una mejor percepción de lo que significa pagar impuestos. Pero si el Estado exige a la gente, exprime al bodeguero de la esquina, y no a las grandes constructoras del país y peor aún,  no se brinda una educación de calidad, salud de calidad; el ciudadano no tendrá el compromiso deseado”, sostiene.

Como verás, la recaudación de impuestos es la base sobre la que se sostiene el presupuesto que ejecuta el gestor público moderno y su tarea es retornar ese dinero en bienes y servicios que transformen positivamente la vida del ciudadano. Es quizás en este punto dónde se encuentra la mayor dificultad en el país. Si deseas recibir más información sobre la maestría en Gerencia Pública, no dudes en solicitar una asesoría.

Quiero más información

 

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad