¿Cómo hacerle seguimiento a una política pública para tomar decisiones acertadas?

EPG Universidad Continental
Por: EPG Universidad Continental
Universidad Continental

Toda política pública debe incluir una estrategia de monitoreo que le permita al equipo gestor contar con información oportuna para tomar los correctivos necesarios en el corto plazo. El monitoreo consiste en recoger datos sobre el avance en la ejecución de la política, los recursos y el tiempo transcurrido.

Para todo proceso de seguimiento es importante tomar en cuenta, cuáles son los objetivos de la política pública a implementar, cuál es el resultado esperado, cuál es el alcance de la política y cuáles son los indicadores de desempeño. Al momento de ejecutar el seguimiento, se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

  1. Registrar la información

Es necesario contar con un sistema o formato preestablecido para asentar la información recopilada. Se debe procurar que el formato sea lo más completo posible para que la data arroje información relevante que pueda ser evaluada.

 

La automatización de los formatos ha sido uno de los grandes aportes de la tecnología a la gestión pública, trabajar con programas que sintetizan los datos convirtiéndolos en información para el análisis es una ventaja. Sin embargo, ningún software sustituye la capacidad de análisis de un gestor público experimentado.

seguimiento_monitoreo_politicas_publicas_593471933.jpg

  1. Establecer rutinas de seguimiento

La metodología de seguimiento debe incluir períodos y rutinas. El objetivo es determinar el grado de cumplimiento de las metas en el tiempo para poder identificar si todo marcha bien o hay que hacer algún ajuste oportuno.

Para ello se determina cada cuánto tiempo se hará la observación, cómo se levantarán los datos, cuáles instrumentos de análisis van a utilizarse y cómo será el protocolo para reportar las incidencias.  

 

  1. Generar información con base en los indicadores

De cara a la toma de decisiones, el monitor debe generar información relevante a partir de los datos. Bien sea apoyado en sistemas informáticos, pero sobre todo utilizando su capacidad analítica, el gestor público encargado del monitoreo debe contar con la pericia necesaria para identificar algún cambio durante la ejecución de la política pública.

 

¿Cómo se identifican los cambios? A través de los indicadores de gestión previamente definidos en la etapa de planificación. Son los indicadores quienes nos van a contar si las acciones están generando los resultados esperados o hay algún obstáculo que impida el logro de los objetivos. La naturaleza de un indicador es producir información útil para el análisis. Estos pueden ser tanto cuantitativos como cualitativos y se utilizan durante las rutinas de seguimiento.

seguimiento_monitoreo_politicas_publicas_548009806.jpg

  1. Reportar las incidencias

El objetivo del seguimiento de una política pública es generar un reporte que permita a los evaluadores estudiar la situación y tomar decisiones a tiempo. ¿De qué valen los esfuerzos en monitoreo si el reporte llega tardío y no contribuye a la decisión final? La implementación de políticas públicas es un proceso dinámico y, como tal, requiere de respuestas ágiles. El reporte oportuno de incidencias es uno de los requisitos para lograrlo.

 

Como vemos, el seguimiento de políticas públicas es un proceso neurálgico en la ejecución, por lo que debe ser considerado desde la etapa de la planificación. Una política pública sin monitoreo y control tiene más probabilidades de fracasar que una donde se han tomado todas las previsiones para garantizar su éxito.

 

Si te interesan las políticas públicas, este ebook es para ti: Cambios e Innovación en la Gestión pública de hoy.

 

ebook innovacion gestion publica de hoy

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad