Elecciones 2021: La oportunidad para la revolución moral del Perú

José Luis Zavaleta
Por: José Luis Zavaleta
Docente de la Escuela de Posgrado

 

 

 

Aquellos que estudiamos la problemática del Estado, y sus resultados, nos convencemos cada vez más de la necesidad de hacer cambios importantes. Solemos sugerir, según nuestra área de especialidad, aquellos que nos parecen prudentes a luz de los acontecimientos que se dan en las políticas y en la gestión pública.

 

La visión técnica

La oportunidad para la revolución moral del Perú
Hablaré de los técnicos que ven al Estado desde el punto de vista de las políticas públicas. Ellos sugieren medidas diversas como reformas y cambios radicales en el modelo económico actual.

 

Ante la contundente evidencia de la injusticia redistributiva, que no se ha podido resolver en el país,  proponen refundar la educación. Haciendo foco en superar los resultados en las áreas básicas y con la esperanza de que esto genere mejores ciudadanos.

 

Además, proponen cambios urgentes en el sistema de salud, ya que la nueva realidad producida por el COVID-19, ha exhibido las grandes carencias existentes en este sector y visibilizado la urgencia para implementar reformas que logren revertir la situación y el tan anhelado, aunque lejano, desarrollo económico.


Por otro lado, los tecnócratas de la gestión pública proponen cambios puntuales para afrontar la crisis de eficiencia, eficacia y moral de la gestión pública con las siguientes propuestas:

 

  • Cambiar la frecuentemente modificada Ley de Contrataciones.
  • Mejorar el, aún nuevo, sistema de inversión pública.
  • El relanzamiento del proceso de tránsito de entidades como el Régimen del Servicio Civil.
  • Fortalecer la Contraloría General de la República.


Lo cierto es que estas propuestas no son nuevas, se vienen proponiendo con diferentes matices e implementando fallidamente por muchas décadas en el país, sin grandes resultados. Sin embargo, toman mayor notoriedad en las fechas electorales, en la que se ponen de moda las discusiones sobre las medidas que urgen al país y las propuestas de los planes de gobierno.


La visión política

La oportunidad para la revolución moral del Perú3En esta búsqueda los ciudadanos encontramos diversidad de propuestas, teniendo en cuenta el gran número de candidatos presidenciales.

 

Están las propuestas de izquierda radical y también la izquierda moderada, pero en ambas encontramos propuestas que rozan con el conflicto social sin mucha dialéctica, apelando a la fuerza del poder del que gobierna.

 

En el otro extremo, encontramos a la derecha radical y también a la de derecha moderada, que siguen insistiendo por los mecanismos de mercado, con una versión de gerencia con liderazgo y eficiencia, pero sin abordar el problema de las grandes brechas de desigualdad.

 

También están los que se encuentran atrapados en sus limitaciones. Se caracterizan por no contar con una ideología que sustente sus ideas y por tener un pobre modelo mental basado en su experiencia “chicha”. Lamentablemente, este tipo de candidatos son muy representativos del pensamiento en donde “pepe el vivo” siempre puede tener éxito. A pesar que, para lograrlo, tengan la desvergüenza de ofrecer propuestas que no podrán cumplir y ofertas que, más que populistas, son inmorales.


La gran revolución

La oportunidad para la revolución moral del Perú2
Tremendo dilema el de nuestra sociedad. Ahora, tenemos la responsabilidad de elegir bien para no volver a repetir las historias del pasado en donde casi todos nuestros presidentes, desde la década de los 90, han sido denunciados por delitos de corrupción. 

 

Pero, no hay que perder de vista que el nuevo país que la mayoría espera no tiene que ser tan complejo. Es necesario edificar una sociedad en la todos los ciudadanos tengan oportunidades y en donde el respeto sea la moneda de cambio. Claro que esto es el corolario de muchos esfuerzos de todo tipo, pero en especial una revolución moral, que si podemos logarla, estaríamos diciendo adiós a los principales problemas estructurales del Perú como la corrupción, inseguridad, informalidad, entre otros.


Por lo tanto, el gran reto no debe estar centrado en cómo lograr una mejor economía, sino en cómo lograr una mejor sociedad. Imaginemos por unos minutos este nuevo país en el que aspiramos vivir, escuchemos nuevamente a nuestros candidatos y encontremos en su mensaje como piensan llevar a cabo la revolución moral del país, ojalá la encontremos.

 

El Perú necesita de servidores públicos que conozcan los métodos e instrumentos necesarios para gestionar asuntos públicos y  sistemas administrativos de manera eficiente. Conoce cómo lograrlo con nuestra Maestría en Gerencia Pública

New Call-to-action

 

 

 

 

 

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad