Delivery Policy: Implementación y entrega de las Políticas Públicas

César Chanamé
Por: César Chanamé
Profesor de la Maestría de Gerencia Pública

Países como el Reino Unido han cumplido ya 30 años aplicando medidas para modernizar su Estado con el propósito de brindar mejores servicios a sus ciudadanos, y para ello han puesto mucho énfasis en la Implementación y Entrega de las Políticas (“Delivery Policy”).

 

De forma muy simple, implementación podría ser lo que llamamos “puesta en marcha”, pero Delivery es más que ello, está referida a la entrega de los servicios a los ciudadanos, es decir, a la producción misma de servicios y a que estos sean recibidos por la población.

 

Lo anterior toma mayor sentido con un ejemplo; sabemos lo importante que es la inversión en hospitales y centros de salud. Por primera vez en 200 años de vida republicana, el Perú está haciendo la inversión pública más importante en nuevos hospitales a nivel de provincias, con el propósito que cuenten al fin con infraestructura hospitalaria y equipamiento biomédico para la atención de la salud de su población. Para el año 2021, deben haber más de 70 nuevos hospitales construidos y equipados. Sin embargo, ¿qué
sucederá si estos no entran en operación oportunamente y por tanto no brindan servicios de salud a la población?, es decir, se quedan como “hermosos” edificios solo para contemplarlos como obras de ingeniería pero incapaces de entregar servicios a los pacientes.

implementacion-servicios

¿De quién sería la responsabilidad? definitivamente del gobierno, el anterior y el actual, si no se incluye el Delivery Policy, puesto que tan importante como la inversión en infraestructura y equipamiento, es su puesta en operaciones, la cual implica inversión en recursos humanos y en capacidades de gestión y operación. La inversión no debe culminar con la entrega de la obra física, debe hacerlo cuando se garantiza que los hospitales realmente operan y cumplen con el objetivo para el cual fueron construidos, esto es entregar -delivery- servicios de salud a la población.

 

La pregunta ¿y luego de la infraestructura, qué? busca llamar la atención a la importancia que tiene la Implementación y el Delivery, etapas que deben ser consideradas dentro del ciclo de las políticas públicas y por tanto dentro del ciclo de los proyectos de inversión. Los nuevos hospitales que se están construyendo a lo largo de la república son una magnífica oportunidad -como lo hizo el Reino Unido durante el gobierno de Blair- de entender que una Gestión Pública moderna orientada en el servicio al ciudadano implica ir mucho más allá de culminar la obra, cortar una cinta y romper la botella de espumante. Una Gestión Pública moderna implica entender que la inversión alcanza incluso la formación de los recursos humanos que van a operar el nuevo hospital, así como la aplicación de un nuevo modelo de operaciones, que permita poner en marcha a los hospitales y producir servicios de salud a los ciudadanos. Ello no cae del cielo, menos es automático, ¡hay que hacerlo!

servicios-ciudadano

Aprendamos de las buenas experiencias

Para hacerlo necesitamos -como bien se menciona en un blog anterior de la Escuela- que se implementen Delivery Unit (DU). La experiencia inglesa nos enseña que fueron estas unidades uno de los factores del éxito en lograr que los servicios lleguen más, mejor y en oportunidad a los ciudadanos. Michael Barber, el jefe fundador de las Delivery Unit sostuvo que estas unidades coadyuvaron a que el gobierno recobre autoridad, pues el grado de autoridad está no sólo en formular políticas sino también en lograr que éstas se cumplan, éstas operen.

 

El gobierno durante el año 2017 -con la asesoría del propio Barber- puso en funcionamiento en PCM la primera unidad en esta materia. Sin embargo, consideramos que esta experiencia se debe ampliar para políticas de envergadura, como la Salud; pues son más de 8 mil millones de soles sólo en inversión directa en activos. A ello se deberá sumar todo el recurso que implicará su funcionamiento y operación. Por lo cual está justificado que se organice en el sector una DU que permita monitorear todo el proceso para garantizar que se logre un adecuado Delivery, es decir la puesta en marcha y luego la gestión de operaciones. Así ya no habrá más “elefantes blancos” ni hospitales funcionando con anquilosadas prácticas; sino más bien, centros capaces de producir servicios de salud para la población de cada provincia.

 

Aunque suene disruptivo, se requiere de este tipo de unidades, pues se necesita dar un paso hacia delante, ir más allá de únicamente monitorear indicadores de impacto. Debemos también monitorear la implementación de las nuevas inversiones hasta garantizar su operación.

 

 

infraestructuraa-eficiente

 

¿Por qué son importantes las DU en el proceso de implementación de políticas y programas?

Como ha sido sostenido por los autores pioneros de la Implementación (Lipsky, 1980), quienes realmente implementan las políticas públicas son los “street-level bureaucrats”, léase empleados públicos que operan los servicios y están de cara al ciudadano. Ellos hacen una constante reinterpretación de las políticas y sobre su implementación, más si tienen conflictos de interés sobre las mismas. En otras palabras, entre ellos y los responsables de las políticas -las autoridades que asumen responsabilidad administrativa y política- se genera una brecha que debe ser monitoreada y debidamente supervisada.

 

Esta es una razón que explica por qué gobiernos como los de Blair crean las DU. El propósito central era monitorear que las políticas prioritarias de un gobierno -por las cuales se recibió la confianza de los ciudadanos- no solo se ejecuten sino también lleguen a entregar los servicios a la ciudadanía. Como se mencionó líneas arriba, la verdadera autoridad de un gobierno es lograr que los ciudadanos reciban los servicios para lo cual se pagó impuestos.

politicas-publicas

Queda claro también que una unidad como esta requiere de un equipo muy profesional y calificado en la capacidad de monitorear en serio, es decir, tener la capacidad de “conectarse” desde el nivel más alto de gobierno hasta el nivel micro, el servicio mismo, en nuestro ejemplo el hospital, el colegio, etc. El objetivo es que las políticas aprobadas no se desvíen pues tan dañino para el bienestar de los ciudadanos es que no se ejecuten como también se desvíen de sus objetivos para lo cual fueron aprobadas.

 

Las DU tienen un potencial enorme en materia de rendición de cuentas -Accountability- pues a partir de las acciones de monitoreo y sus indicadores se puede individualizar el nivel de responsabilidad. Las DU junto con sistemas de rendición de cuentas se han convertido en herramientas eficaces para que los gobiernos retomen el control y el comando de las políticas públicas que la ciudadanía les ha confiado. En un siguiente blog desarrollaremos la importancia del Accountability como elemento que debe estar necesariamente vinculado a cualquier propuesta de DU.

  

 

 Ahora que sabes más sobre la importancia de garantizar el buen funcionamiento del delivery en las políticas públicas, puedes dar el siguiente paso en logra una gestión eficiente con la Maestría en Gerencia Pública de la Escuela de Posgrado de la Universidad Continental. 

Quiero más información

 

 

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad