Propuestas para la lucha contra la desigualdad en el Perú

Christian Guzmán Napurí
Por: Christian Guzmán Napurí
Docente de la Maestría en Derecho Administrativo Económico

 

Se ha señalado de manera reiterada que la desigualdad en el Perú es sumamente elevada, en particular la desigualdad de ingreso. De hecho tenemos un informe de Bloomberg, relativamente reciente, que daba un dato erróneo que generó controversia, aunque el dato correcto es también sumamente preocupante[1]. Es cierto además que la prosperidad de un país se mide, entre otros aspectos, por la menor desigualdad que muestra, siendo un importante criterio macroeconómico a tomar en cuenta en el diseño de las políticas públicas.


Inversión privada, crecimiento económico e ingresos públicos

Alternativas para la lucha contra la desigualdad en el Perú4Para corregir ello se requiere, en primer lugar, de una mayor inversión privada en la economía en general. Ello por tres razones: La primera, que es bastante obvia pero que no se toma en cuenta debidamente, es que a mayor inversión privada las empresas generarán mayores utilidades y ello incrementa la recaudación tributaria, que a su vez es necesaria para la inversión pública y en particular para aquella que se enfoca en el ámbito social[2].

Resulta sorprendente que los planes de gobierno de los diversos partidos en las recientes elecciones no se hayan enfocado debidamente en este mecanismo tan importante para incrementar la recaudación tributaria. Enfocándose más bien en otros aspectos, que son importantes también, como la ampliación de la base tributaria y la reducción de la evasión y de la elusión, pero que son más bien complementarios al que estamos señalando.

Asimismo, una mayor y mejor inversión privada incrementa el crecimiento económico que genera mayores puestos de trabajo, como veremos más adelante. Ello genera dos efectos: reduce el desempleo y eleva los de los salarios. Puesto que, por aplicación de la ley de la oferta y la ley de la demanda[3] vuelve más competitivo al mercado laboral. Ello debería a su vez forzar a una mayor especialización de la mano de obra que generará una mayor productividad de las empresas.

De hecho, los países que muestran mayor libertad económica, que es necesaria para la inversión privada, gozan de una menor desigualdad. A su vez, los países menos desiguales en el Mundo son economías más libres[4]. Así tenemos por ejemplo, que conforme el Índice Gini, el país menos desigual es Islandia, que a su vez se encuentra en el puesto 11 del Índice de Libertad Económica[5].

Luego tenemos a Noruega, que está en el puesto 28 del citado índice; Dinamarca, en el puesto 10; Finlandia, en el puesto 17, República Checa en el puesto 27, así como Suecia, en el puesto 21. Solo para comparar, recordemos que el Perú está en el puesto 50 del Índice de Libertad Económica y adolece de una elevada desigualdad. Ello es una interesante estadística para comprender este fenómeno.

La tercera razón por la cual se requiere mayor inversión privada para reducir la desigualdad es la necesidad de que ella colabore con el Estado en la prestación de los servicios públicos y en particular en la provisión de infraestructura. Ya está demostrado que las asociaciones público privadas correctamente diseñadas generan múltiples beneficios a la sociedad y al mercado. Es decir, permiten la inversión social que se requiere y a la vez generan crecimiento económico, con los beneficios que ya hemos precisado.

 

Inversión pública con enfoque social

Alternativas para la lucha contra la desigualdad en el PerúUn elemento clave para lo que venimos señalando es la generación de una mayor y mejor inversión pública en materia social, como por ejemplo en educación, vivienda, salud e infraestructura[6]. Para ello, se requiere que la inversión pública sea eficiente[7]. Se habla por ejemplo, de manera errónea, del limitado presupuesto de las universidades públicas, sin conocer que dicho presupuesto es elevado pero que no se ejecuta debidamente.

Se requiere entonces de una mejor capacidad de gasto, que existe de maneta limitada en la Administración Pública. Si revisamos la consulta amigable del MEF[8] veremos que las diversas entidades no ejecutan debidamente su prepuesto destinado a la inversión. Ello se muestra con mayor claridad cuando notamos la ejecución presupuestaria de los gobiernos locales y regionales, que son los que se encuentran más cerca de la población.

En consecuencia, la desigualdad, y en particular la desigualdad en el ingreso, no proviene de la economía de mercado (a lo cual nos hemos referido líneas arriba, al comparar índices) sino de la falta de capacidad y de la corrupción al interior del Estado, que no invierte eficientemente en salud, educación, infraestructura y demás materias necesarias que son para reducir la desigualdad. A lo cual, debemos agregar que no tenemos una economía suficientemente libre, como lo acredita el puesto 50 en el índice de libertad económica, que hemos precisado antes.

 

Reducción de la informalidad

Alternativas para la lucha contra la desigualdad en el Perú2Un elemento clave para luchar contra la desigualdad es la reducción de la informalidad[9]. Ya hemos señalado en publicaciones anteriores como es que debemos luchar contra este serio problema económico y social[10]. Y es que la informalidad es un importante obstáculo para el crecimiento económico, puesto que a mayor informalidad se produce un menor crecimiento de largo plazo[11]. En particular, la informalidad laboral es la que genera un mayor impacto en la materia de venimos tratando, puesto que los ingresos siempre son menores en empresas informales que en empresas formales.

Ahora bien, como hemos mencionado líneas arriba, para producir puestos de trabajo se requiere incentivar la inversión privada. Ello se debe a que el incremento de la actividad privada aumenta la demanda de fuerza laboral, o lo que es lo mismo, eleva la oferta de puestos de trabajo. Así, la curva de demanda en el mercado de trabajo se mueve hacia la derecha, generando una tendencia al alza de los salarios. Es importante notar que esta situación se retroalimenta, puesto que una menor informalidad laboral genera un mayor crecimiento, a que su vez genera una mayor formalización[12].

Otra estrategia para implementar en este ámbito son los mecanismos del Estado existentes que se dirigen a incentivar la formalización laboral y que deben potenciarse. Así tenemos que, mediante Resolución Ministerial N° 169-2018-TR se creó el Centro Integrado “Formaliza Perú” en el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, con el objetivo de promover y facilitar el ingreso y permanencia en la formalización laboral mediante el acceso a los servicios de orientación, capacitación y asistencia técnica en materias vinculadas a aquella[13].

En este orden de ideas, existe un programa del sector Producción denominado “Tu Empresa” cuyo objetivo es contribuir al aumento de la productividad y ventas de las micro y pequeñas empresas, brindándoles facilidades para formalizarse, acceder al crédito formal, digitalizarse, y desarrollar las capacidades de los/las empresarios/as; en particular, a través de los Centros de Desarrollo Empresarial autorizados por el Ministerio de la Producción[14].

 

¿Quieres profundizar tus conocimientos en derecho administrativo?  Lleva tus conocimientos y perfil profesional al siguiente nivel con nuestra Maestría en Derecho Administrativo Económico. Maestría en Derecho Administrativo Económico

[1] https://gestion.pe/economia/el-top-1-de-asalariados-peruanos-percibe-casi-la-cuarta-parte-del-ingreso-nacional-noticia/

[2] Para un análisis de la relación entre presión tributaria e inversión privada: BRITO-GAONA, Luis Felipe  y  IGLESIAS, Emma M. – “Inversión privada, gasto público y presión tributaria en América Latina”. Estudios de Economía vol.44, n.2.  Santiago de Chile: Universidad de Chile,  2017, pp.131-156. 

[3] Hemos tratado sobre este tema anteriormente en este blog: Las leyes de la oferta y la demanda (ucontinental.edu.pe)

[4] Revisar: https://wid.world/es/pagina-de-inicio/

[5]  https://www.heritage.org/index/ranking

[6] Respecto a la inversión en infraestructura ver: ARPI MAYTA, Roberton - Perú, 2004-2013: Inversión Pública en Infraestructura, Crecimiento Y Desarrollo Regional.  Lima: CIES, 2015.

[7] Sobre el particular: CANDIA, Rodrigo – “Ideas para mejorar procesos de inversión pública como forma de reducir disparidades territoriales del desarrollo”.  En: Rev. Est. de Políticas Públicas N.º 2.  Santiago de Chile: Universidad de Chile, 2015, p. 226 y ss.

[8] https://apps5.mineco.gob.pe/transparencia/Navegador/default.aspx

[9] KGANOZA, CARLOS - La falsa preocupación por la desigualdad.  En: Diario El Comercio, edición de fecha 14 de marzo de 2021.

[10] https://propuestapais.pe/noticia/propuestas-especificas-en-materia-de-reduccion-de-la-informalidad

[11] LOAYZA, Norman – “Causas y consecuencias de la informalidad en el Perú”. En: Revista de Estudios Económicos N.º 15. Lima: BCRP, 2008, p. 46 y ss.

[12] BELAPATIÑO, Vanessa, GRIPPA, Francisco y PEREA, Hugo – Perú | Informalidad laboral y algunas propuestas para reducirla. Lima: BBVA Research, enero 2017, p. 10.

[13] Artículo 1 de la Resolución Ministerial N.° 169-2018-TR.

[14] Artículo 2 del Decreto Supremo N.º 012-2017-PRODUCE.

 

suscribete-continental-final

Suscríbete

Recibe nuestro contenido registrándote con tu email y mantente informado con los artículos más relevantes de la semana.

 

Al enviar sus datos, usted acepta haber leído los términos y condiciones de la Política de Privacidad